Haz La Guerra Y Unas Cervezas

Haz La Guerra Y Unas Cervezas

Un buen grupo de amigos, unas cervezas y unas pistolas láser son la mezcla perfecta para drenar la rivalidad con el grupo de la mesa de al lado. La única forma de saber cual es mejor, es por medio de una guerra.

No juzgues a un bar por su portada

Caminando por Sant Antoni, Barcelona, entré a un bar llamado ´Play Point´, o al menos pensaba que era un bar, y  lo primero que hice fue pedir una cerveza para calmar una deshidratación bestial causada por un verano que aparte de ser unos de los más calientes de la historia, parecía interminable y no nos dejaba caminar o dormir en paz.

Cuando le pido al chico de la barra una cerveza Corona bien fría, y me pregunta ¿Cuántos sois, no tenemos disponibilidad hasta dentro de una hora? —. Mi respuesta fue inmediata Soy solo yo.

Ante mi respuesta el chico me indicó que podría hacerme lugar en un grupo que estuviera incompleto, cosa que me tomó desprevenido. Pese a ser muy abierto a conocer nuevas personas, la verdad es que mi intriga y asombro se podía ver claramente en mi rostro ¿Por qué he de sentarme en una mesa con desconocidos? pensé.

Pues la explicación era muy sencilla: era un centro de Laser Tag.  El calor no me dejó pensar con claridad pero me dio a conocer un sitio que sería el local para mi próximo cumpleaños.

La guerra puede ser un juego que se toma muy en serio

Era el día de mi cumpleaños y era un grupo de mis mejores amigos y yo contra otros dos grupos.

Mientras nos explicaban las reglas y las normas del juego, crecía la rivalidad entre los diferentes grupos y las ansias de eliminarlos y ellos a nosotros se podía percibir en ambiente. Cada equipo tenía un fuerte que proteger, enemigos que derrotar y había unas minas electrónicas que “explotaban” en un laberinto oscuro pero decorado con pintura fluorescente.

Hubo mucha seriedad, compromiso y estrategias ideadas como si nuestra vida estuviera en riesgo, y al final salimos con gran expectativa a ver qué equipo había sido el mejor.

La verdad que no me había divertido tanto en un cumpleaños durante años. La verdad que es necesario permitirse disfrutar de aquello que hemos dejado de hacer por ser adultos.

About admin